|  |  | 

Vida Cristiana z

La importancia de tu Testimonio

img-responsive

Las buenas obras construyen los buenos Testimonios

(Tus obras construyen tu testimonio)

 

Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. Juan 5:36

 

Esta lectura es maravillosa, el Señor Jesús nos revela algo poderoso, nuestro testimonio es construido por nuestras propias obras, es decir que nuestras obras dan testimonio de quienes somos verdaderamente nosotros.

 

¿Qué es un testimonio?

 

Un testimonio es un expediente que hacemos de las personas. A través de sus buenas o malas obras nos da una imagen de cómo es esa persona. En definitiva es una imagen, ya sea buena o mala.

 

También los animales y objetos tienen testimonio, usted puede dar fe de que un perro es bravo, o de que un gato es glotón, o de que una gallina es muy buen ponedora de huevos. También puede dar un testimonio de un tipo de jabón, que es muy bueno o muy malo, o de un lugar de comida rápida, donde preparan buenas o malas hamburguesas; si es bueno uno lo recomienda, sino no. Como vemos, un testimonio lo tenemos de las cosas, objetos, lugares y personas que conocemos.

 

Todos nosotros tenemos un testimonio de las personas que hemos logrado conocer en el transcurso de nuestra vida, y todas las personas que nos conocen tienen un testimonio sobre nosotros. Por lo general si las obras de una persona son mayormente buenas, su testimonio será bueno para dicha persona, por el contrario si la mayor parte de nuestras obras son malas el testimonio será malo.

 

Cuando una persona tiene buen testimonio uno aboga por ellos, de lo contrario no.

 

Los testimonios los contamos y los cuentan las personas que nos conocen a diario en  conversaciones cotidianas, muchos de ellos a penas nos ven comentan algo de nosotros, ya sea bueno o malo, es por eso que es muy importante tener un testimonio intachable para la gloria de Dios ya que nosotros testificamos que Cristo mora en nosotros y que ya no somos las personas de antes, sino que somos nuevas personas gracias al Señor. Un buen testimonio glorifica a Cristo es por eso que debemos esforzarnos en tenerlo. La gente se fijará en los cambios que Cristo ha hecho en mi vida y en tu vida y van a glorificar a Dios por eso, porque los cambios que Dios ha hecho en la vida de una persona son visibles.

 

Muchas personas no consideran importante el hecho de tener un buen testimonio, algunos dicen «Dios me conoce», «no me importa lo que diga la gente»… Pero en realidad un buen testimonio es muy importante ya que la palabra de Dios lo establece.

 

Debemos revisarnos… Debemos revisar conscientemente nuestra vida, debemos humildemente aceptar que hay algunas cosas que hay que cambiar.. Amén?? Debemos dejar que Dios obre en nuestro corazón para que nuestro testimonio brille cada día más y más.. Como la luz de la aurora, que va de aumento en aumento.

 

El Apóstol Pablo fue un hombre que sabía la importancia que tenía un buen testimonio, su vida pasada en algunas ocasiones era puesta en juicio por algunas personas (Hechos 9:21), ya que como sabemos el Apóstol, antes de ser Apóstol perseguía y consentía en la muerte de los Cristianos como fue en el caso de la muerte del Diacono Esteban (Hechos 8:1, Hechos 9:1-2). Pero luego que tiene un encuentro personal con el Señor (Hechos 9:3-20) su corazón comenzó a cambiar y sus obras también, por lo tanto su testimonio también comenzó a cambiar. Y a través de ese buen testimonio que el ahora daba, las personas comenzaron a darse cuenta de que verdaderamente Cristo cambia. El Apóstol sabía lo importante e impactante que es un buen testimonio, y es por eso que les escribió a Timoteo y a Tito sobre esto en 1ra de Timoteo capítulo 3 y Tito capítulo 1.

 

La palabra de Dios nos rebela que tenemos una gran nube de testigos, estamos siendo vistos desde 4 ángulos distintos, somos una carta leída al mundo que nos rodea.

 

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, Hebreos 12:1

 

Somos vistos desde 4 perspectivas distintas y cada uno tiene un testimonio de nosotros.

 

1) El Testimonio que dan nuestros hermanos en la fe de nosotros

 

Después llegó a Derbe y a Listra; y he aquí, había allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego; y daban buen testimonio de él los hermanos que estaban en Listra y en Iconio. Quiso Pablo que éste fuese con él; y tomándole, le circuncidó por causa de los judíos que había en aquellos lugares; porque todos sabían que su padre era griego. Hechos 16:1-3

 

Una de las formas de construir un buen testimonio dentro de la congregación es respetando a nuestro hermanos, no ofendiendo, no humillando. Se debe respetar, ya que el que cambia es el Señor, no nosotros.

 

Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos. Este testimonio es verdadero; por tanto, repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe, no atendiendo a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad. Tito 1:12-14

 

Como leímos en el texto anterior, vemos a un profeta (falso profeta por cierto, lee Tito capítulo 1) que ofendía a la Iglesia cuando predicaba. Tenemos que tener cuidado cuando predicamos, Dios no ofende, nosotros si lo hacemos, pero no lo hagamos más por favor.

 

Dios quiere que tengamos un buen testimonio en la congregación. Dios quiere que amemos a nuestros hermanos de hechos y no de palabras. Dios quiere que nos respetemos, que nos valoremos.

 

Es muy importante y es un requisito tener buen testimonio entre los hermanos para ejercer un cargo dentro de la congregación.

 

En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra. Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos. Hechos 6:1-6

 

Los pastores antes de poner a alguien frente a un cargo, deben asegurarse primero si esta persona tiene buen testimonio dentro de la congregación. Si no lo tiene, no está acta aún para dirigir un comité o un grupo de hermanos.

 

No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos; a las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza. 1 Timoteo 5:1-2

 

Revisemos como nos comportamos con nuestros hermanos, si lo estamos haciendo bien, hagámoslo mejor, y si lo estamos haciendo mal, seamos humildes, pidamos perdón y mejoremos nuestra relación y testimonio con nuestros hermanos de nuestra congregación y otras congregaciones.

 

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. 1 Timoteo 4:12

 

2) El testimonio que dan los inversos de nosotros

 

También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. 1 Timoteo 3:7

 

Cuando la palabra de Dios dice los de afuera, también incluye a nuestros familiares inconversos. Muchas personas aunque tienen buen testimonio en la iglesia no lo tienen con su propia familia. Es importante que nos revisemos, y mejoremos para que ellos también lleguen al Señor. Los de afuera también son las personas de nuestro trabajo, los de la universidad, los de la escuela, toda aquella persona que no ha confesado aún el nombre de Cristo. A todos ellos debemos darle buen testimonio para que vean que hemos sido lavados y cambiados por la sangre preciosa del Señor.

 

Somos los hijos de Dios, el mundo nos está observando, si verdaderamente Dios nos ha cambiado, los de afuera van a glorificar a Dios, pero si nuestras obras no concuerdan con la palabra de Dios, ellos hablaran malos testimonios de nosotros e inclusive del evangelio.

 

¿Cómo mejorar nuestro testimonio con nuestro prójimo?

 

Revisa tu temperamento, hay personas que por su temperamento tienen mal testimonio entre los de afuera

Si debes: paga

Se una persona de palabra

Se una persona honesta

Se una persona justa, equitativa

Se una persona dadivosa

Se una persona responsable

Si trabajas: llega puntual a tu área laboral

Si has ofendido: pide perdón, pides disculpas, se cortes!

Si no saludas, hazlo

Se respetuoso, se una persona de paz, cuida tus palabras, tu conducta, se humilde y ¡Por favor: SE AMABLE!

 

Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?); no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. 1 Timoteo 3:1-7

 

3) El testimonio que da el derrotado (el diablo), los principados, las potestades y las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes de nosotros

 

Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es éste un tizón arrebatado del incendio? Y Josué estaba vestido de vestiduras viles, y estaba delante del ángel. Zacarías 3:1-3

 

Esta lectura es muy importante, nos muestra que el diablo también tiene un testimonio de nosotros, si es malo lo usa para acusarnos y para tratar de destruirnos. El sacerdote Josué tenía un mal testimonio, y satanás fue a acusarlo ante el Ángel de Jehová. Por la misericordia de Dios el Señor lo limpió y reprendió al diablo. Pero reflexionemos en esto, ¿Cómo te comportas fuera de la Iglesia?, ¿Cómo te completas cuando no estás en casa, cuando tu pareja no te ve? ¿Cuándo no te ve el pastor? ¿O tu jefe en el trabajo? ¿Cuándo estas a solas?, aunque ellos no te ven el diablo y las entidades espirituales si, guarda tu testimonio para que el diablo no tenga de que acusarte.

 

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:12

 

Los principados y potestades, las huestes espirituales de maldad en la regiones celestes nos observan y nos estudian. Ellos también ven nuestras obras, ven si en verdad guardamos la palabra o si somos falsos delante de Dios y de los hombres. Cuando somos rectos delante del Señor, Dios nos defiende, nos protege, Dios nos cuida.

 

Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? Job 1:7-9

 

Sabemos que en la lectura anterior en Job, este siervo de Dios tenía buen testimonio de nuestro padre, Dios decía de él que era un hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal (Job 1:1) y aunque por un propósito Dios permitió que satanás lo zarandeara, Dios siempre lo cuidó y al final le repuso todo lo que satanás le había destruido. Lo cierto es que Job tenía un Gran testimonio delante del Señor, ese es el testimonio que Dios quiere tener de nosotros. Un testimonio de altura.

 

Como le agradaría a satanás que usted y yo detrás de los hermano y del prójimo, comentamos pecados ocultos, adulteren, forniquen, golpeen a los de sus casa. Ellos se complacen cuando hacemos malas obras. Pero Dios quiere que los avergoncemos, que no tengan de que acusarnos.

 

A una persona con mal testimonio el derrotado no le teme, más bien lo usa para desacreditar la obra de Dios, pero a un hermano que tenga un buen testimonio si le tiene miedo. Cuando el Señor Jesús llegó a Gadara (Marcos 5:1-15), los demonios lo conocieron inmediatamente y testificaban que era el hijo de Dios. Seamos el tipo de hermanos que cuando lleguemos a un lugar los demonios y el derrotado tiemblen y sepan sin ninguna duda que ha llegado un verdadero hijo del Altísimo por nuestro testimonio.

 

4) El testimonio que da Dios de nosotros

 

Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre. Juan 2:24-25

 

Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero. Hechos 13:22

 

Solo el Señor conoce verdaderamente nuestro corazón, el diablo no conoce nuestro corazón, el Señor si, Él tiene la llave de nuestro espíritu y nuestra alma, Él sabe todo de nosotros, nadie puede esconder quien es; de Dios.

 

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

 

De todos los testimonios, este es el más importante, todos son importantes, pero este más; el testimonio que Dios tiene de nosotros. Qué bonito es vivir una vida que agrade a Dios, que lo honre, una vida íntima donde Dios se glorifica.

 

A Dios le agrada los momentos íntimos de oración genuina, de adoración genuina, de estudio bíblico genuino, la obediencia a su palabra cuando todos y solo Dios te ve, la lucha que hacemos contra el pecado a diario, a Dios le agrada cuando ayudas a otros, cuando tratas con amor a tus hermanos y al prójimo. Él se agrada de una persona que tiene un corazón humilde, un corazón compasivo, le agrada ver a una persona llena de amor por los demás. A Dios le agrada una vida de servicio genuino.

 

Reflexión final

 

Analicemos nuestra vida, ¿En qué área debemos mejorar? ¿Qué debo cambiar? ¿A quién debo tratar mejor? ¿A quién debo pedirle disculpas? ¿Qué debo cambiar en mi temperamento? ¿Qué debo dejar de hacer y que debo comenzar hacer? para tener un testimonio que honre y agrade a Dios.

 

Seamos amables con las personas, muchos de ellos tienen luchas muy fuertes diariamente, son despreciados en su casa, o en su trabajo, son atacados por el diablo, seamos más amables y eso mejorara nuestro testimonio.

 

Como ejercicio: Se amable con las próximas 50 personas que te consigas. Esa obra mejorara tu relación y testimonio con las personas que te conocen y te rodean. El nombre de Dios será glorificado 🙂

 

¡Dios te bendiga!
 

Carlos Castillo

Escrito por

Hijo de Dios. Apasionado, Extrovertido, Emprendedor. Ingeniero. Dios es mi centro. Todo es cuestión de Fe. Director de Sexualidad en Santidad. Me congrego en la Iglesia Emanuel de San Fernando de Apure, Venezuela. Me puedes agregar en Facebook. ;) ¡Dios te bendiga!



Deja tu comentario y compartelo con tus amigos :)

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

Nombre *

Correo *

Sitio Web o Perfil Facebook

Sigue Nuestra Página

Anuncio

Comentarios

  • Muy buenos consejos muy practicos a demás gracias me acordare d cada uno d ellos para no olvidar q fue Dios quien creo el sexo :D y q hay q guardarse solo para el Señor y mi promesa?❤bendiciones

    by Evelyn cornejo 3 cosas que toda mujer debería saber acerca de la Masturbación

  • Hola, he estado buscando esto un tiempo y por fin he podido despejar las dudas, gracias

    by Manuel L. ¿Como esta tu corazón? | Enfermo o en el Cielo

  • Me encanto esta enseñanza Dios les bendiga mas !☺?

    by Yeuskarys Diaz El fuego de Su Santidad

  • Grasias por la enseñanza, esta muy bonita. Dios los bendiga.

    by Damaris Herrera COMO SER UN CABALLERO CON TU ESPOSA

Siembra ó Donación :)

PÁGINA HERMANA

Dios Nuestro Padre
Sexualidad en Santidad

GRATIS
VIEW
www.000webhost.com